93 810 12 13 | info@empowerment.es

¿Para ti de qué se trata vender?

Hola a todos, en los próximos vídeos voy a hablar de los errores más habituales que tienen los agentes inmobiliarios cuando atienden a clientes compradores.

Estos errores son los culpables que de que no consigan ventas y además acaben frustrados.

Espero que este vídeo te ayude a vender más, porque mi pasión es ayudar a los agentes inmobiliarios como tú, para que consigan su independencia económica.

¿Cuáles son tus creencias globales de la venta cuando atiendes a clientes compradores?

Las creencias globales son meta-creencias que sostienen tu sistema emocional, tus valores y por lo tanto tu manera de comportarte y actuar.

Todos tenemos creencias globales, estas son las que determinan nuestra visión del mundo, creas tu propia manera de ver y sentir lo que ocurre, impulsándote hacia delante o frenándote hacia resultados mediocres.

Puedes empezar a ver cuáles son tus creencias globales con la venta inmobiliaria haciéndote esta pregunta:

¿Para ti de qué se trata vender?

¿Cómo crees que son los clientes? Pesados, deshonestos, oportunistas, interesados, que no valoran a los agentes inmobiliarios que van a intentar darte el salto.

Te voy hacer una pregunta: ¿Tienes un buen amigo? Si tú pensaras eso de tu amigo, ¿tu amigo querría estar contigo?

Seguramente no.

Si tuvieses un buen amigo y creyeras eso de él, aunque tú no quieras, él se daría cuenta, entras en incoherencia contigo mismo.

No eres íntegro, ni sincero, eres un hipócrita.

Un día reflexioné sobre un concepto muy interesante que suele confundir mucho a las personas:

Una cosa es pensar y otra cosa es creer.”

‘Pensar’ es el acto de buscar soluciones, por ejemplo, cuando te encuentras ante un problema o necesitas una fórmula para hacer algo, piensas en una solución o método para ello.

Sin embargo, cuando se trata de valorar, de juzgar a personas o situaciones, en las cuales tú llegas a conclusiones, entonces no es pensar, es creer, generas unas creencias sobre esa persona o situación que normalmente te limitan en tu relación con eso.

Por ejemplo cuando hablas con una persona y le dices: “Yo pienso que hay pocos compradores”.

Si cambias el ‘yo pienso’ por el ‘yo creo’, te darás cuenta de la realidad.

“Yo creo hay pocos compradores”. Es una creencia, no un pensamiento.

Pues así te pasas el día, creyendo que tus creencias son pensamientos y no te explicas por qué no vendes.

Tienes delante compradores solventes dispuestos a comprar y no los ves, porque inconscientemente crees que no hay.

Un día llamé a un fontanero porque tenía una pérdida de agua en la oficina, y no sé cómo empezamos hablar de la economía, el decía que la cosa estaba muy mal, que tenía que ir a trabajar a 50 km de su casa, que tuvo que alquilar su vivienda y volver con sus padres, lo estaba pasando muy mal, en la conversación, le propuse que viniese a mi casa para que me hiciera un presupuesto, porque quería cambiar la caldera de la calefacción y el hombre, ni si quiera se dio cuenta que le estaba pidiendo un presupuesto.

Se lo volví a decir, pero no me hizo ni caso, seguía en sus trece con sus creencias de lo mal que estaba todo.

¿Sabes cuál fue el resultado? Que no vino a hacer el presupuesto, porque estaba tan enfocado en la crisis que no veía la oportunidad de trabajar, y yo por supuesto, no le insistí porque estaba tan negativo que no quise contar con él.

¿Cómo vas a ver las oportunidades de venta? ¿Cómo vas atender a los clientes con cariño, con amor, con una sonrisa, pensando en ayudarles si crees que son pesados, deshonestos, oportunistas e interesados que no te valoran y que van a intentar darte el salto?

Actuarias diferente si creyeras que los clientes son personas humanas, únicas, que cada una se comporta como mejor cree, que pueden ver las cosas diferentes que tú, y que no pasa nada, que existen más personas buenas, honradas y honestas que personas malas, que seguramente no te entenderás bien con todas, pero que puedes aprender habilidades que te permitan adaptarte mejor y conectar con ellos.

Si tus creencias globales con los clientes son las primeras, seguramente, cada vez que atiendas a un cliente, se te notará que estás negativo, que no lo haces con pasión, ni con entusiasmo, ni con ganas, y por consiguiente, venderás poco o nada.

Por el contrario, si tus creencias globales de la venta son, que eres un privilegiado por relacionarte con seres humanos, te retas todos los días a poder conectar con más, y más personas para ayudarles y no tienes porqué entenderte con todo el mundo y sabes decir no a clientes que no te interesan, tu ventas se dispararán y te convertirás en un agente inmobiliario de alto rendimiento, que dará gusto trabajar contigo, y como resultado, los clientes te vendrán a buscar.

Ahora, hazte la pregunta y define tus creencias globales, y si tienes que cambiarla, hazlo, venderás mucho más.

¿Para ti de que se trata la vender?

En el próximo vídeo hablaremos de cómo atender a los clientes compradores por teléfono.

Si te ha gustado el video dale like, suscríbete y dale a la campanita para que te lleguen los próximos videos y ayuda a tus compañeros compartiéndolos.

¡Hasta pronto!!

Related Posts

Envía un comentario